Más de tres mil kilómetros en coche para recoger a ucranianos - Alerta Nacional

Más de tres mil kilómetros en coche para recoger a ucranianos

Ucrania

Cuatro días en coche hasta la frontera de Ucrania: la odisea de un matrimonio de Ciudad Real para recoger a sus hijas de acogida.

María Jesús y Juan Luis salieron el pasado viernes por la tarde casi con lo puesto desde la capital manchega para recorrer con su coche miles de kilómetros por toda Europa con el fin de poder traerse hasta tierra manchegas a tres niñas ucranianas (Liubava, Yesenia y Varya) que viajan en autobús desde Kiev hasta la frontera con Eslovaquia huyendo de la barbarie de la guerra

María Jesús Márquez y Juan Luis Escobar, un matrimonio de Ciudad Real están emprendiendo el viaje más apasionante, más solidario y lleno de amor de toda su vida. Y es que desde el pasado viernes esta pareja decidió coger lo imprescindible (una mochila, cuatro pares de pantalones y la ropa que llevaban en ese momento) y montarse en su coche para recorrer miles de kilómetros con el fin de traerse hasta la Mancha a tres niñas refugiadas ucranianas que están intentando salir de su país a causa de la guerra.

Liubava, Yesenia y Varya Fil, de 14, 12 y 10 años respectivamente, son los nombres de las niñas que María Jesús y Juan Luis van a traerse hasta la provincia ciudadrealeña.  Liubava, la mayor, se quedará en casa de una mujer de Miguelturra, mientras que Yesenia y Varya vivirán en casa de María Jesús y Juan Luis. Se da la circunstancia de que esta no va a ser la primera vez que Yesenia venga a España, puesto que anteriormente, y durante cuatro veranos, ya ha estado viviendo con María Jesús y Juan Luis en Ciudad Real.

“Yesenia ya lleva viniendo con nosotros cuatro años, aunque durante los dos últimos no ha podido salir de su país como consecuencia de la pandemia. En cualquier caso, nosotros estamos siempre en contacto tanto con la niña como con su familia. De hecho, hace un par de años nos desplazamos hasta Kiev para conocerlos”, comenta el propio Juan Luis Escobar en un momento del viaje, estando ya a unos 500 kilómetros de Eslovaquia, país en cuya frontera con Ucrania tienen pensado recoger a las tres niñas.

El propio Juan Luis explica a Lanza que fue precisamente hace unos días, justo en el momento en el que la cosa empezó a ponerse peor en Ucrania cuando “nos escribió la hermana mayor de estas tres niñas, que tiene 18 años, para pedirnos que, por favor, nos desplazásemos hasta allí con el fin de sacar a las niñas del país, pues estaban muy asustadas y se encontraban mal. Y la verdad es que no tuvimos que pensárnoslo mucho, por lo que el viernes, a eso de las ocho de la tarde, decidimos emprender el viaje en nuestro coche saliendo casi con lo puesto”.

Relata que a lo largo de esta travesía llena de humanidad, mediante la que ya han atravesado diferentes países como Francia, Alemania y Polonia hasta llegar a su destino final en Eslovaquia, “hemos tenido que cambiar un par de veces la ruta” puesto que “dependemos de las tres hermanas que van en un autobús. Y es que un día salían por la frontera de un país, mientras que al día siguiente lo hacían por otro…Todo es muy cambiante”.

También explica que en un primer momento la idea de este matrimonio era la de traerse únicamente a Yesenia (la niña que ya ha venido varios veranos), aunque “su madre nos dijo que Yesenia no se quería separar de su hermana pequeña. Por este motivo, finalmente vamos a recoger a las tres hermanas”.

Tanto Liubava como Yesenia y Varya viven en Kiev y en estos momentos van camino de la frontera con Eslovaquia. Su hermano, de 22 años de edad, y su padre, que aún no ha cumplido los 60 años, no pueden salir de Ucrania. Se trata de una «restricción temporal» del Ministerio del Interior ucraniano basada en la imposición de la ley marcial. Pero la madre de las tres niñas que vendrán a España tampoco quiere salir de Ucrania para no abandonar a su hijo y a su marido.

El propio Juan Luis comenta a este digital que, según sus cuentas, llegarían cerca de las doce de la noche de este lunes a la ciudad eslovaca donde se encuentra su destino. Y esperan que dentro de poco tiempo puedan encontrarse con las niñas ucranianas: “Nosotros por carretera no estamos viajando mal, pero me consta que ellas se están encontrando muchísimos atascos y colas para por los diferentes lugares que van atravesando”.

«No esperamos que los trámites sean muy exigentes»

Respecto a los trámites que se deben cumplir para poder traerse a estas tres niñas a España Juan Luis no espera que sean “muy exigentes” debido a que “ellos tienen todos los papeles arreglados”. Y aunque señala que los requisitos han ido cambiando de un día para otro, al tratarse de refugiadas de guerra “no creo que nos pongan muchos problemas para conseguir nuestro objetivo”.

En cuanto al viaje de regreso, apunta que si todo sigue los cauces previstos el próximo fin de semana podrían estar de regreso en Ciudad Real, aunque “en las últimas horas hemos pensado que quizá lo más conveniente es que a la vuelta nos quedemos un día entero en un hotel de Polonia con las niñas para que puedan descansar bien, puesto que tienen que estar destrozadas, ya que se trata de niñas pequeñas y lo más seguro es que no hayan dormido mucho durante estos días”.

Tanto María Jesús Márquez como Juan Luis Escobar, un matrimonio manchego que derrocha solidaridad a raudales, recomiendan a todas aquellas familias de la provincia de Ciudad Real que puedan y quieran hacerlo, que se animen a acoger a refugiados ucranianos. «En nuestro caso supone un motivo de satisfacción. Lo primero porque son niñas y nuestro objetivo es recogerlas. Y aunque llevemos ya más de tres mil kilómetros y los que nos quedan en el viaje de vuelta, para nosotros eso es lo de menos, pues ya tendremos tiempo para descansar”.

Otros Usuarios están Leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información

Send this to a friend